Resumen:

Analizaremos un caso fallado por ingresos de origen ilícito. La cuestión a dilucidar consiste en determinar si los hechos fijados en la litis configuran que las inversiones efectuadas por los particulares en la corredora de Bolsa Inverlink S.A. eran traspasados sin consentimientos ni conocimientos de los inversionistas a Inverlink Consultores S.A., de propiedad del mismo grupo empresarial, la cual actuaba como corredora informal y destinaba tales fondos a pagar gastos de administración de otras empresas del grupo, solventaba gastos personales de los socios y, en general, destinaba parte de las inversiones de los particulares a incrementar el capital de otra sociedad sin pagar tributación alguna.

Este trabajo forma parte del Ramo Metodología de la Investigación dictado por el Profesor Marcelo Barrientos Z. de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Guillermo Danilo Montecinos Fernández es Ingeniero Comercial, Contador Auditor y Magister en Economía y Negocio Internacionales.

Introducción

¿Es correcto que el estado se beneficie de ingresos ilícitos? ¿Debería primar el Código Tributario sobre el ilícito descrito en el artículo 39 de la Ley General de Bancos? ¿Para la legislación tributaria, distingue entre ingresos por actividades legitimas o no autorizadas?¿Existe algún artículo en la Ley de la Renta que clasifique estos ingresos ilícitos como no renta? Pues bien, el caso que analizaremos tiene todas esas preguntas.

El fallo es de nuestra Corte Suprema, de diecisiete de noviembre del 2010 para ser más exactos, fue caratulado “SII con Wulf, Ignacio y otros” 1y servirá para que podamos ver como el Decreto de Ley 824 al ser analizado se pude concluir que la amplitud del concepto de renta en donde en la propia ley y en ninguna de sus artículos se excluyen las provenientes de un ilícito.

1 Sentencia pronunciada por la Segunda Sala de la Corte Suprema por los Ministros Sres.Nibaldo Segura P., Jaime Rodríguez E., Rubén Ballesteros C., Hugo Dolmestch U., y Carlos Kunsemuller l. Rol N° 297-2009

Los hechos de la causa son los que siguen. Una parte de las inversiones efectuadas por los particulares en la Corredora de Bolsa Inverlink S.A., eran traspasados sin consentimiento ni conocimiento de los inversionistas a Inverlink Consultores S.A. de propiedad del mismo grupo empresarial, la que actuaba como corredora informal y destinaba tales fondos a pagar gastos de administración de otras empresas del mencionado grupo, solventaba gastos personales de los socios, pagaba a inversionistas retiro de capitales e intereses y, en general, destinaba parte de las inversiones de los particulares a incrementar el capital de otra sociedad sin pagar tributación alguna en razón del traspaso de dinero o desembolsos efectuados desde una a otra sociedad del mismo grupo empresarial, operaciones que no informaba a la superintendencia de Valores y Seguros y que tampoco contabilizaba debidamente. Los inversionistas creían colocar su capital en la Corredora Inverlink S.A. pero con la anuencia e instrucciones dada a sus dependientes por los controladores del grupo, en múltiples oportunidades se traspasaban a la Sociedad Consultora Inverlink S.A., la que los destinaba a solventar gastos personales u operacionales o a pagar intereses o capital que los inversionistas retiraban, generando un engaño a las personas que creían que sus capitales quedaban invertidos en una corredora de bolsa y no una consultora, por lo tanto se desprende que el dinero recibido por la Consultora Inverlink S.A. cuyo giro era asesorías económicas y financieras era mal habido, pues, correspondía a colocaciones hechas por múltiples inversionistas.

El caso resulta interesante por muchas razones, entre otras porque se desprende que el incremento de patrimonio es el concepto básico motivado por un ingreso que en el caso de la Ley de la Renta define en el N°1 del artículo 20, toda utilidad o beneficio que reciba de una actividad, cualquiera sea su origen, naturaleza o denominación constituye renta, y el artículo 17 de la misma ley excluye de ese concepto los beneficios, asignaciones, incrementos patrimoniales y otros ingresos que taxativamente detalla y aquellos que no se consideran renta o se reputen capital, según mandato expreso de alguna ley.2

Las partidas del artículo 17 citado no abarca dentro de la idea de renta los ingresos en forma ilícita. Ni existe cuerpo legal que les otorgue tratamiento de excepción, sustrayéndolos de lo prescrito por el artículo 3° de la misma Ley, que obliga a toda persona domiciliada o residente en Chile a pagar impuestos sobre sus rentas de cualquier origen.

2 La norma se encuentra disponible en: http://www3.sii.cl/normaInternet/#PantallaLey1 (fecha de la consulta: 25 de junio 2012)

Creemos que para analizar un caso como el que motiva este trabajo, y por los linderos de este tipo de investigación jurídica, nos abocaremos al estudio de tres aspectos:

  1. Doctrina dolo y malicia
  2. Regulación de la Ley General de Bancos para captar dinero
  3. Procedimiento doloso encaminados a burlar un impuesto

1.Doctrina en el Dolo y Malicia

Aun cuando la doctrina se muestra dispar 3 un sector importante de autores concuerda con el criterio 4 no puede si no inferirse que la intervención de los incriminados fue dolosa, lo que satisface la fase subjetiva de este tipo penal, tanto en el número y montos de los traspasos de capital para incrementar el de otra sociedad del mismo grupo empresarial. Tampoco escapa de este análisis lo estatuido en los artículos 2° y 490, inciso primero, del Código Penal, que al fijar los elementos fundamentales de la imputación subjetiva en su sistemática, equiparan sin mayores disquisiciones dolo y malicia. Lo propio hace el artículo 100, inciso segundo, del Código Tributario.

2.Regulación de la Ley General de Bancos para Captar Dineros

La ley general de Bancos 5 en su artículo 39 impedía que esta sociedad captara dinero, circunstancias que descartan actividades efectuadas por error o simple negligencia, cuando por el tamaño de estas compañías y su importancia disponen de una conveniente asesoría profesional, lo que no hace ajenos a sus ejecutivos de un mínimo conocimiento acerca de la índole de sus deberes tributarios.

Creemos que en este caso, y gracias a la buena fe de los inversionistas fue posible que Inverlink Corredora de Bolsa captara dineros del público teniendo claro desde un principio al fin para el cual sería utilizado, por otra parte la Corredora, para burlar los limites de endeudamiento y cobertura patrimonial exigidos por la Superintendencia. No contabilizaba las captaciones y trasladaba los fondos percibidos de los inversionistas a la Consultora.

3 Alex Van Weezel (2007) pp64

4 Olga Kogan Rosenblut y Jaime Figueroa Araya (1971) p51

5 La ley se encuentra disponible en: http://www.sbif.cl/sbifweb/servlet/Portada (fecha de consulta 26 de junio 2012)

3.Procedimiento Doloso Encaminado a Burlar un Impuesto

Los flujos generados por el endeudamiento de la Corredora eran trasladados a la cuenta corriente de la Consultora, que traslucía esa situación en sus balances. La idea era que la Corredora reflejara una situación conveniente, que no era la real. La contabilización de de gastos que debía ejecutar la Corredora, la hacia la Consultora mediante el denominado traspaso de fondos a empresas relacionadas, lo que implica el reconocimiento contable de la existencia de las captaciones fraudulentas y la desviación de sumas de dinero a la Consultora desde la Corredora para rehuir el cumplimiento de normas reglamentarias6.

Tales desembolsos, por constituir gastos rechazados debían satisfacer el impuesto del artículo 21 de la Ley de la Renta, el que resulto así evadido.

Estas irregularidades fueron con operaciones de pactos con instrumentos financieros no autorizadas para la Consultora, la satisfacción de intereses a inversionistas y solución de costos generales y administrativos de diversas empresas del Holding Inverlink, los que además, no fueron registrados correctamente en una cuenta de resultados o gasto; enterar anticipos de honorarios, que era una cuenta en la que se contabilizaban indebidamente comisiones externas a personas no identificadas en los comprobantes de egreso y honorarios sin respaldo documentario fidedigno; irregularidades contables en la cuenta de gasto de honorarios pagados y asesorías recibidas, y en la cuenta fondos a rendir.

Conclusión

1. En la sentencia que hemos analizado, se desprende que efectivamente se vulneraron la normativa legal tanto de la Superintendencia de Sociedades Anónimas como de la Ley de Bancos, con la cual debería operar la Corredera, teniendo como finalidad el enriquecimiento ilícito a través de ingresos captados en forma maliciosa de incautos inversionistas.

2. La Corte Suprema acogió un recurso de casación en el fondo interpuesto por el Servicio de Impuestos Internos como autores de los delitos previstos en el articulo 97 numero 4, inciso 1° y número 5° del Código Tributario, respondiendo nuestra pregunta originalmente planteada que estos ingresos ilícitos están sujetos a tributación por la propia interpretación de la Ley de la Renta.

3. Con lo cual se afirma que el Articulo 17 de la Ley de la Renta y ningún otro artículo, los ingresos ilícitos están excluidos de la obligación de tributar.

4. Que la evasión está afecta al artículo 21 de la Ley de la Renta por tratarse de gastos rechazados que correspondían a desembolsos o distribuciones encubiertas y dispendios no destinados a producir renta resultando de esta manera una clara evasión de impuestos.

5. Por lo tanto, en este caso en particular prevalece el ilícito especificado en el Código Tributario dado que hay procedimientos dolosos claramente vulnerados en la normativa que los regía.

6. Finalmente, para concluir a nuestro juicio la aplicación del Código Tributario ante este tipo de ilícitos es lo que corresponde, porque el fin final era el aumento patrimonial de los involucrados planificado de forma concordada entre los involucrados a sabiendo que estaban infringiendo la ley y engañando a inversionistas que confiaron en una institución que adulteró sus procedimientos y normas para la el objetivo planteado.

Bibliografía Citada

ALEX VAN WEEZEL (2007) :Delitos Tributarios (Editorial Jurídica de Chile) 289 pp

OLGA KOGAN ROSENBLUT y JAIME FIGUEROA ARAYA (1971) El delito Tributario (Imprenta Chile) 217pp

Normas Citadas

Artículo 97 N°4 inciso primero del Código Tributario

Artículo 100 inciso segundo del Código Tributario

Artículo 97 N° 5 del Código Tributario

Artículo 39 de la Ley General de Bancos

Artículo 21 inciso 3°de la ley de la Renta, año 2008

Artículo 2 N°1 de la Ley de la Renta

Artículo 17 de la Ley de la Renta

Artículo 20 N° 5 de la Ley de la Renta

Normativa de la Superintendencias de Sociedades Anónimas

Attachments:
Download this file (test.doc)Test[es un test]22 kB